Uruguay ratifica el Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC)

Este 5 de febrero, Uruguay realizó el depósito del Instrumento de ratificación del Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y fue el décimo país en hacerlo. 

Con la décima ratificación, de acuerdo a lo establecido en el Protocolo, la herramienta entrará en vigor en mayo de 2013. 

Este resultado ha sido sin lugar a dudas un producto de la lucha de las organizaciones y plataformas sociales de todo el mundo, quienes a través de múltiples campañas, han instado a los Estados a cumplir con el compromiso y la obligación de poner en funcionamiento este instrumento internacional.

El Protocolo Facultativo es un tratado internacional el que se establecen mecanismos de denuncia e investigación para el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC).Uruguay es el décimo país en ratificar y así el protocolo entrará en vigor el 5 de mayo. El Protocolo fue adoptado por consenso el 10 de diciembre de 2008 por la Asamblea General de la ONU y se abrió a la ratificación el 24 de septiembre de 2009. Cuarenta y dos países lo han firmado, indicando su intención de ratificarlo; su ratificación es necesaria para hacer que sea vinculante jurídicamente y al menos 10 países eran necesarios para que entre en vigor. Los 10 Estados que lo han ratificado hasta la fecha son Argentina, Bolivia, Bosnia y Herzegovina, Ecuador, El Salvador, Eslovaquia, España, Mongolia, Portugal y Uruguay.

Ahora, las violaciones a los derechos económicos, sociales y culturales tendrán una nueva instancia de acceso a la justicia. El Pacto obliga a las partes a reconocer y aplicar progresivamente derechos como el acceso a una vivienda adecuada, a la alimentación, al agua, al saneamiento, a la salud, al trabajo, a la seguridad social y a la educación. Sin embargo, el Pacto no incluye ningún mecanismo por el cual estas obligaciones puedan ser legalmente exigidas.

Por esto, el Protocolo Facultativo fue creado para establecer denuncias individuales para el Pacto, y tiene como fin complementar y no sustituir a las instituciones nacionales, que siguen siendo la primera instancia a la que una persona debe acudir para solicitar que se haga justicia. Es decir, los denunciantes deben antes haber agotado todos los medios domésticos y no son permitidas las quejas anónimas o las que se refieran a hechos ocurridos antes de que el país en cuestión ratificara el Protocolo.

El Comité tiene la facultad de pedir información y hacer recomendaciones a los países firmantes. Los firmantes pueden también optar por permitir al Comité escuchar quejas de otros firmantes, además de sólo individuos y grupos. El Protocolo también incluye un mecanismo de investigación. Los firmantes pueden permitir al Comité investigar, reportar y hacer recomendaciones acerca de “violaciones graves o sistemáticas” a la Convención. Los firmantes pueden también optar por no adquirir esta obligación ya sea en la firma o en la ratificación del Protocolo.

Las decisiones que se tomen mediante este nuevo mecanismo influirán con toda certeza en los tribunales nacionales y regionales de todo el mundo.

SERVICIO PAZ Y JUSTICIA | Joaquín Requena 1642
Tel: (+598) 2 408 5301 | Fax: (+598) 2 408 5701
C.P. 11.200 | Montevideo - Uruguay

serpaj facebookserpajm2hosting

Las imágenes del slide son autoría de José Gurvich

 
Free Joomla Theme by Hostgator